viernes 10

Un ensayo pionero contra el cáncer linfático con linfocitos T de memoria

Posteado por "la Caixa" el 10/05/2019

Cada año, en España se diagnostican más de 5.000 personas de linfoma no Hodgkin B, una cifra que lo convierte en el cáncer de sangre más frecuente en nuestro país. Afortunadamente, más del 60 % de los pacientes lo supera. Sin embargo, el resto recae y, en algunos casos, la afección se torna resistente a las terapias disponibles.

Desde el desarrollo de las primeras células CAR-T en 1989, las investigaciones más punteras a escala internacional han ido avanzando su potencial en el tratamiento del cáncer. En la actualidad, las terapias de inmunoterapia CAR se han erigido como las más disruptivas en el caso de cánceres de la sangre hasta ahora sin tratamiento. De hecho, muchos investigadores las presentan como un cambio de paradigma: estas terapias nos están dando soluciones a retos en el tratamiento del cáncer que hasta el momento parecían imposibles de resolver.

En este contexto, ”la Caixa” y el Hospital de Sant Pau estrechan lazos para desarrollar un ensayo clínico pionero en España para pacientes de linfoma no Hodgkin B que han agotado las opciones terapéuticas. Con una aportación de 2 millones de euros repartidos en 4 años, ”la Caixa” hará posible investigar la aplicación de inmunoterapia CAR-T seleccionando los linfocitos T de memoria

El acuerdo de colaboración se ha presentado hoy en una rueda de prensa liderada por Jaume Giró, director general de la Fundación Bancaria ”la Caixa”, y Albert Salazar, director gerente del Hospital de Sant Pau. El proyecto está coordinado por los doctores Jordi Sierra, jefe del Servicio de Hematología del Hospital de Sant Pau, y Javier Briones, jefe clínico del mismo servicio.

Atacar el cáncer desde dentro

Los linfocitos T de memoria son los encargados de detectar y eliminar las células cancerosas de nuestro organismo gracias a los llamados receptores de antígenos situados en su superficie celular. No obstante, el número de linfocitos T de memoria de nuestro organismo es muy bajo y, además, algunas células cancerosas tienen la capacidad de esconderse de ellos, logrando que el tumor pase desapercibido y siga desarrollándose. Este es el caso, por ejemplo, del linfoma no Hodgkin B, que se origina cuando las células conocidas como linfocitos B se reproducen de forma descontrolada y los linfocitos T no logran detectarlos.

Inmunoterapia CAR-T - la Caixa

La inmunoterapia CAR T tiene por estrategia la mejora de los linfocitos T para hacerlos más fuertes y numerosos. Los investigadores extraen estas células del propio paciente y las modifican genéticamente para enriquecer sus receptores de antígenos. Así, los ahora llamados receptores de antígenos quiméricos –abreviados como CAR, por sus siglas en inglés– son más eficientes y precisos a la hora de localizar las células cancerosas. Los linfocitos CAR T se multiplican en el laboratorio y, una vez reintroducidos en la sangre del paciente, son capaces de reconocer y, en muchos casos, eliminar las células del linfoma.

La clave del éxito: los linfocitos T de memoria

Uno de los aspectos más novedosos del ensayo clínico del Hospital de Sant Pau es el uso exclusivo de los linfocitos T de memoria para desarrollar la inmunoterapia. “Hasta ahora se utilizaban todos los linfocitos T para aplicar la inmunoterapia CAR T”, comenta Javier Briones, responsable clínico del proyecto. “Pero existen muchos tipos de linfocitos T, cada uno con una capacidad distinta para eliminar un tumor. Ahora sabemos que los linfocitos T de memoria son los que mejor lo hacen. Cuando descubrimos esto, en seguida nos preguntamos: ¿y si en lugar de utilizar todas las células T como se está haciendo hasta ahora, intentamos seleccionar aquellas más eficientes?”.

“Con esta inmunoterapia CAR T conseguimos que el sistema inmunitario del propio paciente o, en algunos casos de un donante sano, elimine las células tumorales con una potencia 500.000 veces mejor, muy superior a cualquier tratamiento logrado hasta el momento”, concluye Jordi Sierra.

Gracias al acuerdo de colaboración entre ”la Caixa” y el Hospital de Sant Pau, este año empezará la fase I del ensayo con pacientes con linfoma no Hodgkin B refractarios a los tratamientos, abriendo así una nueva esperanza contra el cáncer linfático.

Compartir

5

Categoría:

Post Relacionado:

NewsLetters
El-artico-se-rompe

CosmoCaixa, donde la ciencia se convierte en experiencia

con la colaboración de

Associació Catalana de Comunicació Científica