miércoles 20

“Los científicos reciben muchas más menciones si operan en un entorno de ciencia abierta”

Posteado por "la Caixa" el 20/02/2019

La ciencia abierta (CA) es una estrategia enfocada a una forma más colaborativa y abierta de realizar investigaciones, que permite que sus resultados estén disponibles antes y que un conjunto amplio de actores de conocimiento puedan coproducir ciencia. También es uno de los objetivos de la política de I+D de la UE, y René von Schomberg es actualmente uno de los jefes de equipo en el desarrollo y coordinación de la CA para la Comisión Europea (CE). Fue uno de los expertos internacionales que participó en el B-Debate “Ciencia Abierta: de los valores a la práctica”, que se celebró en CosmoCaixa los días 4 y 5 de octubre. En esta entrevista, habla sobre la adopción de la CA y lo que puede representar para el futuro.


René von Schomberg durante su participación en el B-Debate “Ciencia Abierta: de los valores a la práctica”. Imagen: B-Debate.

¿Por qué los investigadores deberían adoptar la CA?
Una de las motivaciones es que llevar a cabo investigaciones de CA es una forma más eficaz de hacer ciencia. Compartir datos, usar recursos de datos abiertos y colaborar con un grupo diverso de actores son, por ejemplo, estrategias que mejoran la ciencia, haciendo que sea más fiable que otras. Otra motivación es que la CA responde mejor a las demandas sociales, lo que conduce a fines más convenientes desde un punto de vista social.

¿Cómo se puede impulsar la adopción de la CA?
La CA no recibe un reconocimiento suficiente en la práctica científica y esta situación debe cambiar. Estamos trabajando para procurar ofrecer incentivos para la ciencia abierta desde el punto de vista del desarrollo de políticas. Pero la CE no es el único actor. Los financiadores de investigación y las universidades también deben contribuir a ello. Los primeros, haciendo que las actividades de CA se puedan financiar, y los segundos, haciendo que la CA reciba el reconocimiento adecuado desde el punto de vista de las carreras profesionales de los investigadores.

Las publicaciones son actualmente uno de los principales reconocimientos, ¿verdad?
A los científicos les gusta publicar sus resultados, y no hay nada malo en ello. Pero señalar esto como la única práctica objeto de reconocimiento es un problema. Se está produciendo un cambio en el sistema científico. Existen disciplinas que requieren un uso cada vez más intensivo de datos, en las que los resultados no son necesariamente publicaciones principales. Los conjuntos de datos e información que comparten los científicos también deben recibir el reconocimiento, así como muchos otros productos de ciencia (abiertos). En las ciencias de la vida, por ejemplo, descodificar un genoma es el resultado inicial, no la publicación. La práctica de reconocimientos debe cambiar para poder adaptarse a la nueva situación dentro del propio sistema científico.

¿Existe alguna previsión sobre cuándo la CA se convertirá en una tendencia dominante?
Resulta complicado predecirlo. Estamos gestionando el Open Science Monitor, a través del cual estamos intentando obtener una perspectiva de cómo evolucionan las prácticas de CA. Se trata de un tipo de herramienta que muestra hasta qué punto los investigadores publican en acceso abierto, usan y comparten datos abiertos, colaboran de forma abierta, etc. Y lo que observamos es que, en los últimos cinco años, la práctica de CA ha crecido exponencialmente. Por ejemplo, cada vez más científicos comparten datos antes de publicarlos. Y esto viene acompañado de un tipo de reconocimiento, ya que los científicos reciben muchas más menciones si operan en un entorno de ciencia abierta. Para poder generalizar esta tendencia, necesitamos cambiar la forma en que financiamos y reconocemos la ciencia. La propuesta para el nuevo Programa marco de investigación e innovación, Horizon Europe, es prometedora en este ámbito.

¿Cómo se aplica la CA a la innovación?
Haciendo que sea lo más abierta posible. Si dispones de aplicaciones industriales con valor comercial, es evidente que quieres protegerlas, por lo que la protección de la propiedad intelectual es esencial. Sin embargo, en muchos casos deberías solicitar patentes en la fase de descubrimiento científico, puesto que una ciencia cerrada puede afectar a la fiabilidad de tus datos, además de al ritmo de adopción por parte de otros actores de conocimiento. En la última fase, cuando tienen lugar las aplicaciones comerciales, evidentemente necesitarás algún tipo de protección de los derechos de propiedad intelectual. Aplicar la CA al sector industrial implica que necesitas encontrar un cierto equilibrio entre trabajar en un entorno abierto para garantizar el progreso científico fiable y la explotación comercial de los resultados concretos. Y al hacerlo, serás más eficaz y tus innovaciones podrán llegar antes al mercado.

René von Schomberg es filósofo y especialista en CTS (Ciencia, Tecnología y Sociedad). Trabaja para la Comisión Europea y es profesor invitado en la Universidad de Darmstadt. Las opiniones que expresa son a título personal y no se corresponden necesariamente con las de la Comisión Europea.

Compartir

5

Categoría:

Archivo: 2019 2019 » Febrero

Tema:

Post Relacionado:

NewsLetters
El-artico-se-rompe

CosmoCaixa, donde la ciencia se convierte en experiencia

con la colaboración de

Associació Catalana de Comunicació Científica