jueves 05

Comienza la segunda fase del proyecto sobre estilos de vida y salud cerebral

Posteado por Obra Social el 05/07/2018 en | 0 comentarios

Post publicado por Gabriele Cattaneo, neuropsicólogo investigador del Barcelona Brain Health Initiative.


Imagen 1. Prueba de esfuerzo físico. Fuente: Instituto Guttmann / Marc Morell.

La segunda fase del proyecto de investigación Barcelona Brain Health Initiative (BBHI)* ya ha arrancado. Los primeros voluntarios de los 1.000 preseleccionados han comenzado a hacerse las pruebas presenciales en el Instituto Guttmann de Badalona.

Estas evaluaciones proporcionarán información detallada de la función cerebral e incluyen un examen médico, una evaluación física, la recogida de muestras biológicas, evaluaciones cognitivas, una resonancia magnética cerebral estructural y funcional y una electroencefalografía y una estimulación cerebral no invasiva basadas en la perturbación de la actividad cerebral.

La selección de los 1.000 participantes se ha realizado de manera pseudoaleatoria manteniendo la representación de cada grupo de edad y sexo.


Imagen 2. Prueba neuropsicológica con lápiz y papel. Fuente: Instituto Guttmann / Marc Morell.

Dado que está prevista la participación de 1.000 voluntarios en esta segunda fase, el inicio de las visitas se está produciendo, de manera escalonada, entre mayo de 2018 y la primera parte de 2019. Los voluntarios se harán las mismas pruebas a lo largo de los años para identificar correlatos ecológicos y biológicos de cambios subjetivos y de comportamiento.

Esta evaluación se hará también con las personas que sean seleccionadas para la fase III del estudio, que comenzará en 2019.


Imagen 3. Prueba EEG. Fuente: Instituto Guttmann / Clara Tarrero.

¿Cuáles son las pruebas?

Examen médico
Los participantes se someten a una evaluación médica que incluye el historial médico personal y familiar, una breve exploración médica (peso, altura, tensión arterial...) y la recogida de muestras biológicas para la determinación de biomarcadores.

Evaluación de capacidad física
Los participantes realizan una prueba de esfuerzo con una bicicleta estática que consiste en un ejercicio cardiopulmonar para determinar su capacidad aeróbica.

Evaluación de balance, marcha durante una tarea cognitiva
Consiste en una prueba de estabilidad y movilidad que incluye retos cognitivos para medir la capacidad de hacer varias cosas a la vez.

Evaluación cognitiva
La evaluación neuropsicológica se hace con pruebas de papel y lápiz que evalúan algunas funciones cognitivas, como la atención y la memoria, entre otras. También se hacen pruebas computerizadas, que se administran en dos sesiones distintas, y que exploran las diferentes funciones cognitivas, tales como la velocidad de procesamiento y la memoria de trabajo.

Resonancia magnética (RM)
La sesión de RM tiene una duración de una hora e incluye RM estructural y funcional en reposo y durante una tarea cognitiva. Esta prueba nos da una imagen de la estructura del cerebro y una imagen del cerebro en acción.

Electroencefalograma (EEG)
El registro de EEG se obtiene durante el estado de reposo y durante la ejecución de dos tareas cognitivas. Esta prueba se hace con el casco Enobio® que, a través de pequeños electrodos puestos sobre el cráneo, registra la actividad eléctrica del cerebro.

Estimulación magnética transcraneal (EMT) y EEG
La EMT combinada con EEG se hace en una sesión de dos horas donde se aplica estimulación no invasiva para caracterizar la actividad del cerebro en respuesta a un estímulo magnético.

* Sobre el proyecto BBHI

El BBHI, liderado por el Institut Guttmann con la colaboración de Obra Social ”la Caixa”, se lleva a cabo bajo la dirección científica del profesor Álvaro Pascual-Leone, decano asociado de Ciencia Clínica y Translacional de la Harvard Medical School, y tiene como investigador principal a David Bartrés-Faz, profesor de la Facultad de Medicina de la UB. En el proyecto participan ya más de 4.500 voluntarios que han proporcionado información sobre los estilos y hábitos de vida que influyen en la salud cerebral. Los voluntarios son personas sanas de entre 40 y 65 años y participan en este estudio de seguimiento durante un mínimo de tres años. El objetivo del estudio es conocer cómo mantener la función cerebral a medida que avanza la edad. Los interesados pueden inscribirse aquí para recibir información sobre el estado de salud de su cerebro, así como un seguimiento profesional personalizado con información y consejos sobre cómo pueden mejorar la salud cerebral.

Más información

Compartir

2

Categoría:

Archivo: 2018 2018 » Julio

Post Relacionado:

NewsLetters
El-artico-se-rompe

CosmoCaixa, donde la ciencia se convierte en experiencia

con la colaboración de

Associació Catalana de Comunicació Científica