miércoles 02

Cómo fomentar el emprendimiento y las competencias emprendedoras en la Universidad

Posteado por Editor Ciencia Ciencia el 02/09/2015 en | 0 comentarios

Post de Francesc Imbernon, catedrático del Departamento de Didáctica y Organización Educativa de la Universidad de Barcelona.

Creo que es importante dar a conocer que este proyecto no solo ha realizado un análisis de la situación sino que también trabaja para poner en marcha acciones concretas que aporten mejoras en este sentido. 

En los últimos años, el emprendimiento ha aparecido con fuerza en la sociedad. Aparece con insistencia, desde distintas esferas y con un amplio rango de objetivos y propósitos. Han aumentado también las acciones, las instituciones, las unidades y los servicios volcados a apoyar el espíritu emprendedor. 

El concepto de emprendimiento va más allá de crear empresas, ya que designa la práctica de impulsar nuevas organizaciones, revitalizar organizaciones maduras e innovar creando nuevos negocios y proyectos en respuesta a la identificación de nuevas oportunidades. Incluye creatividad, innovación y asunción de riesgos así como la capacidad de planificar y gestionar proyectos. El concepto emprendimiento se diversifica y se materializa en multitud de competencias. Por lo tanto, la competencia emprendedora incluye conocimientos, actitudes, habilidades, comportamientos y motivación. 

En la imagen: Francesc Imbernon. En vista de esta realidad, los autores del estudio recogen y proponen distintas acciones y estrategias centradas en tres ámbitos: las políticas institucionales, las políticas docentes y la metodología de aula. Fotografía: Obra Social 'la Caixa'. 

Es necesario que los sistemas formativos en general y los universitarios en particular asuman, desde sus objetivos estratégicos hasta sus prácticas diarias, el compromiso de formar en competencias emprendedoras y creen las estructuras, las vías y los servicios de formación necesarios. 

Para analizar todo ello, nuestro grupo Formación Docente e Innovación Pedagógica (FODIP), de la Universidad de Barcelona, ha llevado a cabo entre los años 2013 y 2015, con apoyo del programa de ayudas a la investigación RecerCaixa, el proyecto de investigación Emprendimiento y universidad. Diagnóstico, buenas prácticas y líneas de actuación en el ámbito universitario catalán, para diagnosticar y analizar buenas prácticas y líneas de actuación en el ámbito universitario catalán. 

La Dra. Nuria Serrat, directora adjunta del estudio; Ignacio López Verdeguer, director del departamento de Ciencia, Área de Ciencia y Medio Ambiente de la Obra Social 'la Caixa'; y el Dr. Francesc Imbernon, director del estudio, en la presentación de los resultados del trabajo Emprendimiento y universidad. Diagnóstico, buenas prácticas y líneas de actuación en el ámbito universitario catalán, que tuvo lugar el pasado 18 de mayo en el Palau Macaya de Barcelona. 

Una investigación que pretende conocer y transformar las visiones, actitudes y prácticas actuales de las universidades catalanas respecto al fomento del emprendimiento para incorporar, de este modo, un nuevo componente para alcanzar la excelencia en la enseñanza superior. 

Las principales conclusiones de este estudio han sido muchas y variadas, de las que destacamos las siguientes por su importancia:

- Hay una visión bastante restringida del término emprendimiento. Este concepto se asimila a «crear empresas» o «hacer tu propio negocio». En este sentido, se confirma la generalización de una restricción del término y no está muy extendida ni aceptada la visión amplia de emprendimiento, la que podría asociarse a competencias emprendedoras o a actitud emprendedora. Pero sí aparecen competencias emprendedoras en los planes docentes de las universidades como la capacidad de adaptarse a nuevos ámbitos de desarrollo profesional; la capacidad de transformación de las ideas en actividades prácticas dentro de un contexto social, cultural o económico; el afrontamiento del riesgo; la capacidad de adaptación a los cambios, etc. Por lo tanto, hay que desestigmatizar la visión que el profesorado y el alumnado tienen sobre el emprendimiento, asociada únicamente al mundo empresarial, y abrir su ámbito de actuación al desarrollo de competencias emprendedoras como la innovación, la creatividad, el trabajo en equipo, la comunicación, el liderazgo, etc. 

- El emprendimiento consta como línea estratégica prioritaria en el marco de los documentos institucionales de las universidades catalanas. En este sentido, se incorpora en los objetivos institucionales, ejes estratégicos o programas específicos pero la dotación presupuestaria o en recursos humanos que se le destina es poca o nula. Por tanto, las políticas docentes deberían estar encaminadas a, por un lado, incorporar profesorado con capacidades emprendedoras y, por otro, formar al profesorado experto para que pueda desarrollar entre el alumnado estas capacidades emprendedoras. 

- Las universidades hacen esfuerzos para proponer acciones de impulso del emprendimiento en sus instituciones pero los principales beneficiarios (docentes y alumnos) no tienen esta percepción. Apostar por la información, las buenas prácticas, la difusión y la formación sería una buena manera de introducir las competencias emprendedoras en los estudios universitarios. 

Como resumen del estudio, cabe destacar que, a pesar del discurso institucional favorable y las buenas iniciativas que se han llevado a cabo desde las universidades catalanas en los últimos años, el emprendimiento aún tiene escasa presencia en los planes docentes y de estudios. 

Más información:

Proyecto RecerCaixa: Emprendimiento y universidad. Diagnóstico, buenas prácticas y líneas de actuación en el ámbito universitario catalán

Compartir

9

Categoría:

Tema:

Post Relacionado:

NewsLetters
El-artico-se-rompe

CosmoCaixa, donde la ciencia se convierte en experiencia

con la colaboración de

Associació Catalana de Comunicació Científica