jueves 05

Descubriendo las bases de la medicina personalizada

Posteado por Editor Ciencia Ciencia el 05/06/2014 en | 0 comentarios

Post de BIOcomuniCA'T, ciència per emportar

Fue durante el siglo xvi cuando los primeros navegantes europeos se dieron cuenta de que la Tierra era redonda y empezaron a elaborar los primeros mapas del mundo entero. No eran mapas perfectos, pero ya aparecía en ellos el perfil de los continentes habitados. 500 años más tarde, conocemos la Tierra al dedillo y nos movemos por el mundo guiados con exactitud por GPS, pero ahora queremos conocer mejor el cuerpo humano y el porqué de muchas de las enfermedades que hoy en día aún no sabemos curar. Y, por ello, miles de científicos de todo el mundo, con investigadores del país, trabajan para conseguir un mapa completo del genoma humano, un mapa que nos indique la posición y la relación entre los genes que están repartidos a lo largo de nuestros veintitrés pares de cromosomas.

Durante la década de 1980, descifrar la secuencia de ADN de un solo gen era una tarea que podía durar muchos años. Gracias a la automatización de las máquinas de secuenciación y la potencia ganada en el campo de la informática, esto ha cambiado. Hablamos de revolución genómica. Ahora no solo podemos conocer la secuencia de un gen de manera rápida, sino que podemos determinar la localización de todos los genes de un organismo a lo largo de sus cromosomas, con algunas semanas de trabajo.  

Y la revolución genómica no se detiene: aparecen nuevas técnicas y se perfeccionan los equipos ya existentes. Elementos potentes de alta definición incorporados dentro de cada máquina de secuenciación permiten el procesamiento diario de grandes cantidades de información que se almacena y analiza en supercomputadores de 1015 bytes (petabytes) de memoria capaces de leer a gran velocidad (podrían leer el contenido de un ordenador portátil de 250 GB en menos de 30 segundos). Todo ello permite que, día tras día, los científicos puedan incorporar nuevas informaciones en el mapa genómico para tener cada vez una versión más detallada.   

Barcelona es una ciudad que ha apostado por las ciencias biomédicas y actualmente hay varios centros de investigación biomédica reconocidos internacionalmente que contribuyen con sus investigaciones a esta revolución genómica. Nosotros, los miembros de BIOcomuniCA'T, tuvimos la suerte de coincidir mientras trabajábamos en uno de estos fantásticos centros de investigación, el Centro de Regulación Genómica. Y tanto nos cautivó lo que investigábamos allí que nos parecía imperdonable no compartirlo con el resto del mundo. Fundamos BIOcomuniCA'T y empezamos a pensar maneras de acercar todos estos conceptos tan nuevos a la sociedad. CosmoCaixa Barcelona nos brindó la oportunidad de colaborar con ellos mediante el taller científico «Hacia una nueva medicina. Descubre las bases de la medicina personalizada», y aquí nos tenéis: hemos diseñado esta actividad de 50 minutos con el objetivo de que los participantes podáis entender de una manera interactiva, fácil y entretenida qué es la medicina personalizada y podáis sentir, como nosotros, la emoción de investigar. En este taller, ofrecido por CosmoCaixa Barcelona y disponible hasta finales de junio de 2014, los participantes tienen la oportunidad de vivir la ciencia en primera persona y conocer las bases de la tecnología que ha revolucionado la biomedicina en estos últimos años.

Porque, tarde o temprano, la revolución genómica entrará en nuestras casas y para poder entender y aprovechar al máximo las ventajas de este AVANCE —en mayúsculas— es necesario que todos tengamos claras cuatro nociones básicas sobre qué es un gen, qué es una alteración genómica, qué ventajas e inconvenientes tiene conocer la secuencia de ADN de nuestros cromosomas y qué relación tiene todo esto con la medicina personalizada. 

Así como aquellos primeros mapas de la Tierra fueron modificando la manera de ver el mundo, el hecho de disponer de mapas cada vez más completos del genoma humano nos hará cambiar la manera de entender y diagnosticar las enfermedades, y el modo de desarrollar tratamientos. 

Compartir

2

Categoría:

Tema:

Post Relacionado:

NewsLetters
El-artico-se-rompe

CosmoCaixa, donde la ciencia se convierte en experiencia

con la colaboración de

Associació Catalana de Comunicació Científica