jueves 28

“La microbiota intestinal actúa a la vez como un órgano metabólico y como un estímulo constante del sistema inmunitario”

Posteado por Obra Social el 28/06/2018 en | 0 comentarios

Post de la Obra Social ”la Caixa”

Los días 21 y 22 de junio, expertos internacionales en el microbioma se daban cita en CosmoCaixa con motivo de una nueva edición de The Barcelona Debates on the Human Microbiome. From Microbes to Medicines. Han pasado ocho años desde que se completó la secuenciación del microbioma humano y, desde entonces, se han recogido cada vez más evidencias de su importancia para nuestra salud. Hablamos con Roger Paredes, médico e investigador principal del grupo de Genómica Microbiana de IrsiCaixa, y uno de los líderes científicos del evento.


Imagen: David del Val.

¿Cuál es el papel de la microbiota intestinal en nuestra salud?

Lo cierto es que tenemos tantas células humanas como microbianas en nuestro organismo y, concretamente, las bacterias del intestino nos ayudan a digerir alimentos y a metabolizar sustancias, pero también contribuyen a estimular el sistema inmunitario. La microbiota intestinal actúa a la vez como un órgano metabólico y como un estímulo constante del sistema inmunitario. Se está estudiando su relación con diversas enfermedades, desde el VIH y otras enfermedades infecciosas, hasta el alzhéimer, la esclerosis múltiple, la diabetes y el cáncer, entre otras.

¿Nos puedes poner algún ejemplo concreto?

Se ha evidenciado, por ejemplo, que si las personas con cáncer sometidas a un tratamiento de inmunoterapia toman antibióticos, la efectividad de dicha terapia puede verse reducida. Además, se ha identificado a una de las bacterias clave en este proceso, la ‘Akkermansia muciniphila’, que administrada en ratones que ya no respondían a la inmunoterapia, hace que recuperen esta capacidad de lucha. Se trata de estudios experimentales que tardarán en llegar a humanos, pero pueden tener repercusiones importantes en el futuro.

¿Qué papel juegan las técnicas de secuenciación en el estudio del microbioma?

Han sido clave. La secuenciación del microbioma en 2010, en que participó el Dr. Francisco Guarner, investigador del Vall d’Hebron Institut de Recerca y colíder científico de The Barcelona Debates, permitió catalogar lo que era un microbioma sano. Ahora, toda esta información es muy útil para ver si se encuentra alterado en muchas enfermedades, como en la infección por VIH. Con las nuevas herramientas de secuenciación masiva podemos secuenciar todo el ADN de una muestra de heces e identificar qué bacterias hay y qué funciones están realizando.

IrsiCaixa focaliza su investigación en el sida. ¿Qué relación habéis encontrado entre VIH y microbioma?

Hemos observado que los pacientes con la inmunidad más deteriorada tienen también el microbioma más alterado. Así que estamos estudiando si hay manera de recuperar dicha inmunidad actuando sobre el microbioma, mediante nuevos probióticos, por ejemplo. Sabemos que existen bacterias que estimulan un tipo concreto de linfocitos, los CD8, que atacan al VIH. Es el mismo tipo de aproximación que con la inmunoterapia contra el cáncer, y la exploramos como adyuvante: el microbioma solo no acabará con el VIH, pero puede ayudar a que otras intervenciones, como las vacunas terapéuticas, sean más efectivas.

Pero todo esto está en fase experimental, ¿no es así?

Sí, estamos trabajando en ello. Hay cierta evidencia en ratones, pero hay que recoger más datos para demostrar que esto es factible, avanzar en la investigación y después estudiar cómo habría que trasladar los resultados a los humanos. También hemos visto que la composición del microbioma vaginal influye en la probabilidad de infectarse por el VIH, así que modificar la composición de dicho microbioma quizá ayudaría a reducir las tasas de infección en mujeres. La investigación requiere su tiempo, las soluciones no son inmediatas, pero si no nos ponemos ahora, tampoco las tendremos en el futuro.

Compartir

2

Categoría:

Archivo: 2018 2018 » Junio

Post Relacionado:

NewsLetters
El-artico-se-rompe

CosmoCaixa, donde la ciencia se convierte en experiencia

con la colaboración de

Associació Catalana de Comunicació Científica