miércoles 04

Hypatia, fomentando la igualdad de género en la ciencia europea

Posteado por Obra Social el 04/10/2017 en | 0 comentarios

Por Sonia Garcinuño Jiménez, responsable del proyecto Hypatia de la Fundación Bancaria "la Caixa".

Imagen: IrsiCaixa

¿Existe igualdad de género en los consejos de investigación? ¿Se están realizando esfuerzos para equilibrar la participación de hombres y mujeres en paneles de personas expertas y consejos asesores? Según el último informe de SHE Figures (2015), publicación de la Unión Europea editada cada tres años con datos sobre la participación de las investigadoras en Europa, las mujeres europeas están poco representadas en la investigación y la innovación. En esta edición se presenta por primera vez la situación de hombres y mujeres en las publicaciones científicas y ha quedado en evidencia que la producción de artículos científicos es menor en mujeres que en hombres en términos tanto de cantidad como de impacto.

En Europa solo el 31 % de las publicaciones atribuyen la autoría principal a investigadoras (ratio 0,5) frente al ratio uno que sería el caso de paridad (50 % mujeres y 50 % hombres), tal como se puede ver en el siguiente gráfico (últimos datos disponibles de SHE Figures).

Muchas entidades e instituciones que ofrecen financiación científica utilizan el número de artículos publicados como uno de los indicadores en la evaluación de propuestas, lo que significa que, a más publicaciones, más posibilidades hay de financiación. Este indicador de evaluación produce que las investigadoras se encuentren en un círculo vicioso de desventaja en concursos de subvenciones respecto a los investigadores: no tienen tantas publicaciones, no obtienen la subvención y, por consiguiente, no pueden publicar. Por el contrario, una alta cartera de publicaciones se percibe como una mejor calidad investigadora, lo cual produce un «efecto Mateo» en ciencia donde, a medida que la producción científica aumenta, aumenta también el prestigio investigador y se incrementa la posibilidad de conseguir financiación para realizar más investigaciones y, por lo tanto, publicar más artículos.

El rol de género también produce desigualdad en las oportunidades de publicación. Las condiciones de poder y liderazgo desempeñan un importante papel y esto produce que las investigadoras tengan más dificultades tanto para publicar como para ser citadas por sus colegas, y se alimente de nuevo el círculo vicioso, lo cual afecta negativamente a su prestigio y visibilidad.

Uno de los objetivos europeos para 2020 es aumentar el número de estudiantes en carreras científicas y tecnológicas con el fin de conseguir más personas vinculadas a la investigación. Debido a la brecha de género existente en estas carreras, se está haciendo especial hincapié en que el género no sea un prejuicio y se llegue a eliminar dicha brecha. La Obra Social "la Caixa" coordina el equipo español del proyecto europeo Hypatia, cuyo objetivo es comunicar las ciencias de una forma inclusiva en el género con el fin de que cualquier estudiante, chico o chica, considere la posibilidad de estudiar una carrera científica y tecnológica. Para conseguir romper la brecha no hay que incentivar solo a las entidades educativas, sino que toda la sociedad debe redirigir su imaginario hacia este objetivo y, muy especialmente, los propios centros de investigación. Las instituciones científicas deben divulgar y comunicar sus proyectos teniendo en cuenta la perspectiva de género pero además deben promover el equilibrio de género en la estructura y el funcionamiento de su equipo investigador.

En febrero de 2017 se presentó el informe Científicas en cifras 2015. Estadísticas e indicadores de la (des)igualdad de género en la formación y profesión. Se trata de la cuarta edición de esta publicación elaborada por la Unidad de Mujeres y Ciencia de la Secretaría de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación en el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad. Este estudio, que realiza un análisis sobre la presencia de mujeres en distintos ámbitos de la ciencia en España, especifica los porcentajes en la composición de órganos de decisión y puntualiza sobre la brecha en la carrera investigadora en universidades y organismos públicos de investigación. El último informe detalla que España está por encima de la media europea en mujeres científicas (un 39 % frente a un 33 %), pero este porcentaje no aumenta desde el año 2009. Además, el problema está en que la representación de mujeres investigadoras disminuye notablemente según aumenta el rango del puesto. Esto conlleva que tanto profesorado como estudiantes de ESO y Bachillerato normalmente oigan hablar de «rectores» pero no de «rectoras» (actualmente solo cuatro rectorados de las cincuenta universidades públicas españolas están ocupados por mujeres) y lo mismo ocurre con los directores de investigación: en el último año ni uno solo de los ocho organismos públicos de investigación (OPI) ha sido dirigido por una investigadora. Esto provoca que tanto chicos como chicas atribuyan las tareas de dirección o liderazgo en investigación a hombres y no a mujeres y, por consiguiente, muchas estudiantes no se vean a sí mismas con este rol.

Por este motivo, el proyecto europeo Hypatia ofrece actividades a tres pilares importantes de la sociedad: la comunidad educativa, los museos y la comunidad científica. Esta última representa el espejo en el que los y las estudiantes pueden verse reflejados en un futuro. La comunicación y la visión que ofrecen los centros de investigación son primordiales para introducir las carreras científicas y tecnológicas en las prioridades del alumnado a la hora de elegir sus estudios.

Hypatia hace un llamamiento a los centros y entidades de investigación para que tengan la perspectiva de género en sus planes estratégicos con el fin de provocar un cambio cultural en la sociedad. Este proyecto europeo presenta distintas actividades descargables cuyos objetivos pretenden hacer reflexionar sobre el género en ciencia. Cada actividad ofrece una orientación y enfoque en las formas de comunicación de género en STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas), y va dirigida no solo a escuelas e institutos, sino que puede ser implementada por centros e institutos de investigación, comunidad científica, empresas e industria, tanto en sus formaciones a personal propio como en eventos especiales, días de puertas abiertas o actividades dirigidas al público.

Más información

Proyecto Hypatia

Informe SHE Figures (2015)

Actividades descarregables del proyecto Hypatia

El efecto Mateo en ciencia (The Matthew Effect in Science)

Política europea de Igualdad de Género (Policy on Gender Equity of the European Commission)

Instituto Europeo para la Igualdad de Género (European Institute for Gender Equality (EIGE))

Compartir

4

Categoría:

Archivo: 2017 2017 » Octubre

Post Relacionado:

NewsLetters
El-artico-se-rompe

CosmoCaixa, donde la ciencia se convierte en experiencia

con la colaboración de

Associació Catalana de Comunicació Científica