miércoles 21

La ciencia básica, esencial para desarrollar antibióticos más potentes

Posteado por Obra Social el 21/02/2018 en | 0 comentarios

Post de Raül Toran, presidente de la ACCC

Ada Yonath, cuarta mujer galardonada con el Premio Nobel de Química e investigadora del Weizmann Institute of Science, impartió la segunda sesión del ciclo de charlas sobre la visión de los premios Nobel, coorganizado por la Real Academia Europea de Doctores y la Fundación Bancaria ”la Caixa” en CosmoCaixa, con el título «From Basic Science to Improved Antibiotics». El trabajo de esta investigadora, que se centra en la visualización de la cristalización en ribosomas, es fundamental para ayudar a mejorar los antibióticos actuales.

«Incluso los niños de diez años saben qué es el código genético», explicó Yonath. Las proteínas, que son polímeros —largas cadenas— de aminoácidos, desarrollan prácticamente todas las funciones esenciales de los organismos vivos. Algunas son necesarias para funciones básicas, como la respiración, la digestión y el movimiento muscular, y otras responden a la presión, como la exposición al calor o el frío, la respuesta inmunológica o errores en nuestros órganos, entre otros.

Si miramos la estructura de una enzima típica, veremos que las proteínas están formadas por largas cadenas de aminoácidos, de los cuales encontramos veinte tipos diferentes. Su función está determinada por su secuencia en las proteínas. Por otro lado, los ribosomas, complejos macromoleculares de proteínas y ácido ribonucleico (ARN), son los centros celulares de traducción que posibilitan la expresión génica. Los ribosomas son universales en su función, es decir, funcionan de una manera muy similar en todas las células, independientemente de la fuente. In vivo, los ribosomas actúan continuamente, a partir de cuarenta ligamentos de péptidos en un segundo y prácticamente sin cometer ningún error.

Los ribosomas son fábricas universales que producen proteínas continuamente a partir de la decodificación de la información genética en las células vivas. Es decir, son los encargados de sintetizar proteínas a partir de la información contenida en el ADN, que llega transcrita a los ribosomas en forma de ARN mensajero (ARNm).

Resistencia antimicrobiana, un grave problema

Antes del descubrimiento de los antibióticos, había mucha mortalidad por enfermedades infecciosas. Los antibióticos naturales son armas que las bacterias usan para interaccionar con la vida de otras especies de microorganismos. Pero ¿cómo es posible que los pequeños antibióticos puedan paralizar la actividad de los ribosomas? Pues porque interfieren en su función.

La resistencia a los antibióticos es uno de los problemas actuales y futuros, por sus implicaciones tanto en salud como sociales y económicas. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año mueren unas 700.000 personas en todo el mundo por resistencia antimicrobiana. Y podría ascender a más de diez millones de muertes en 2050, lo que superaría la cifra de personas muertas por cáncer. «Estamos llegando a una era post-antibiótica debido a la resistencia antimicrobiana (las bacterias se hacen resistentes a los antibióticos disponibles) y a la falta de nuevos antibióticos porque hay muy pocas farmacéuticas que los desarrollen puesto que son demasiado costosos y comercializarlos da pocos beneficios económicos », explicó la investigadora.

Momento de la charla de Ada Yonath, donde explica que todos estos artistas o intelectuales murieron jóvenes por enfermedades infecciosas. Imagen: Raül Toran.

Entonces... ¿cómo podemos combatir la resistencia antimicrobiana? Las bacterias son muy inteligentes y quieren vivir. Cada vez hay menos fármacos para luchar contra ellos. Así pues, ¿cómo lo hacemos? ¿Cómo luchamos contra ellos? Podemos mirar la estructura de los ribosomas de las bacterias patogénicas y analizarla. Hasta ahora hemos aprendido que las estructuras de todos los ribosomas de las bacterias son similares.

¿Es posible incrementar la efectividad de los antibióticos? «Sí, podemos hacer antibióticos más potentes. Y se pueden desarrollar nuevos antibióticos, más específicos, si se trabaja la zona de bloqueo de los ribosomas. Podemos diseñar antibióticos específicos para cada persona. Por eso deberíamos mirar el microbioma de cada persona», explicó Yonath.

«En definitiva, la visualización de la estructura de los ribosomas de las bacterias resistentes nos permite diseñar antibióticos específicos para cada patógeno», concluyó la ponente.

Igualdad de la mujer en la ciencia

Cabe destacar la lucha de la investigadora Ada Yonath por la igualdad de la mujer en el campo de la ciencia. Y en este sentido hay que mencionar también la participación de la Fundación Bancaria ”la Caixa” en proyectos europeos que promueven la igualdad de género en el ámbito de la ciencia, como GENDER Net Plus, convocatoria internacional para promover la integración de la igualdad de género en la investigación, y Hypatia, cuyo objetivo es fomentar el interés de las chicas en las carreras científicas y tecnológicas.

Más información

Ciclo «La ciencia vista a través de los ojos de premios Nobel»

Proyecto europeo GENDER Net Plus

Proyecto europeo Hypatia

Compartir


Categoría:

Archivo: 2018 2018 » Febrero

Post Relacionado:

NewsLetters
El-artico-se-rompe

CosmoCaixa, donde la ciencia se convierte en experiencia

con la colaboración de

Associació Catalana de Comunicació Científica