miércoles 15

La ciencia ciudadana pone un primer pie en las escuelas

Posteado por Obra Social el 15/06/2016 en | 0 comentarios

Por Josep Perelló, investigador líder de Open Systems Research de la Universidad de Barcelona

El pasado 5 de mayo concluimos en CosmoCaixa una experiencia intensa, emocionante y pionera en el ámbito mundial. Más de medio millar de alumnos de doce centros educativos que responden a realidades y contextos muy diversos de Cataluña expresaban las palabras «ciencia ciudadana» con una naturalidad sorprendente.

El encuentro fue el colofón del proyecto RecerCaixa «Ciencia ciudadana: educación e investigación», que vagamente empezábamos a definir el año 2013 con cinco grupos de investigación de temáticas muy diversas, cuando apenas nadie sabía qué era eso de la ciencia ciudadana. Una definición posible de la ciencia ciudadana se refiere a una práctica que implica la participación del público en las actividades propias de una investigación científica. De este modo, los ciudadanos contribuyen activamente a la investigación, sea con esfuerzo intelectual, conocimiento, herramientas o recursos. Los participantes, entonces, pueden llegar a proporcionar datos, plantean nuevas preguntas y crean colectivamente una nueva cultura científica.

Imagen fuente: Web del proyecto RecerCaixa «Ciencia ciudadana: educación e investigación»

El proyecto RecerCaixa «Ciencia ciudadana: educación e investigación», financiado por Obra Social "la Caixa", ha fortalecido y popularizado las prácticas de la ciencia ciudadana en Cataluña. Lo ha hecho agrupando cinco proyectos distintos de ciencia ciudadana:

RIU.net, del Grupo de Investigación Freshwater Ecology and Management (F.E.M.) de la Universidad de Barcelona

Bee-Path, del Grupo de Investigación OpenSystems de la Universidad de Barcelona y Dribia Data Research

Mosquito Alert, del Laboratorio de Ecología del Movimiento del Centro de Estudios Avanzados de Blanes - CSIC

Observadores del Mar, del Instituto de Ciencias del Mar (CSIC)

Flora Urbana y Alergias, del Punto de Información Aerobiológica (PIA) de la Universidad Autónoma de Barcelona

En el ámbito de la educación formal, el proyecto del programa RecerCaixa «Ciencia ciudadana: educación e investigación» se ha centrado en demostrar que la práctica de la ciencia ciudadana es un mecanismo innovador en el aprendizaje de la ciencia, la tecnología y la matemática, conocidas como STEM por sus siglas en inglés, y permite plantear al alumnado la ciencia como una actividad social y viva. Para conseguirlo, ha ofrecido y analizado una serie de pilotos en los que han participado 567 alumnos y sus 16 profesores. El estudio es del todo pionero tanto por la riqueza de los datos recogidos como por la diversidad de proyectos de ciencia ciudadana que son estudiados con la misma metodología.

Los centros participantes, que han sido seleccionados a través de una convocatoria abierta y han trabajado los proyectos en un amplio abanico de asignaturas, han sido los siguientes:

FEDAC Sant Andreu (Barcelona) 

Institut Bosc de Montjuïc (Barcelona)

Institut XXV Olimpíada (Barcelona) 

Escola Regina Carmeli Horta (Barcelona)

Institut Enric Borràs (Badalona) 

Col·legi Sant Gabriel (Viladecans)

Institut de Tordera (Tordera)

Escola Garbí Pere Vergés (Esplugues de Llobregat)

Maristes Champagnat (Badalona)

Escola Sant Gervasi Cooperativa (Mollet del Vallès)

FEDAC Cerdanyola (Cerdanyola del Vallès)

La aplicación de un modelo de rúbricas, diseñado para el proyecto con el apoyo de Núria Ferran (Universitat Oberta de Catalunya) y Educospi, ha permitido mostrar que el proyecto ha conseguido mejorar de una manera más que notable las competencias científicas, comunicativas y en TIC y también la actitud y la motivación. Tanto los alumnos como el profesorado y los investigadores que han participado en los pilotos han valorado la experiencia muy positivamente, con una media de puntuación de 7,8, 9 y 8,22 (sobre 10) respectivamente. El 75% del alumnado ha expresado su intención de continuar desarrollando proyectos de ciencia ciudadana en el futuro y creen que la escuela es el lugar más deseado para hacerlo. El 82% del profesorado considera que la experiencia ha sido positiva o muy positiva para el alumnado, y una gran mayoría creen que la respuesta de los alumnos ha superado sus expectativas. Todos ellos querrían mantener de forma estable un proyecto de ciencia ciudadana en sus aulas.

Los resultados son, por lo tanto, muy positivos y alentadores para acabar de poner los dos pies en las escuelas de nuestro país. El informe completo se puede consultar en https://cciutadana.wordpress.com/

Más información

Proyecto RecerCaixa «Ciencia ciudadana: educación e investigación»

Compartir

7

Categoría:

Archivo: 2016 2016 » Junio

Post Relacionado:

NewsLetters
El-artico-se-rompe

CosmoCaixa, donde la ciencia se convierte en experiencia

con la colaboración de

Associació Catalana de Comunicació Científica