miércoles 12

Proyecto SHERPA-Everest 2017: efectos de la exposición a la hipoxia ambiental extrema sobre el organismo

Posteado por Obra Social el 12/07/2017 en | 0 comentarios

Post del Dr. José Manuel Soria, Unidad de Genómica de Enfermedades Complejas del Institut de Recerca del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau. Barcelona.

Ferran Latorre ha pasado a formar parte del selecto grupo de alpinistas que han escalado los catorce 8.000 sin la ayuda de oxígeno artificial. Hasta la fecha, solo 16 personas en toda la historia del alpinismo han logrado este reto, que pone en condiciones extremas el cuerpo y la mente del escalador. Esta gesta forma parte del proyecto CAT14x8.000, iniciativa que ha sido posible desde sus inicios gracias al apoyo de CaixaBank. El proyecto SHERPA-Everest 2017 es parte del proyecto CAT154x8.000. Imagen: Obra Social "la Caixa".

Más de 140 millones de personas viajan cada año desde el nivel del mar a alturas que superan los 2.500 metros por razones laborales, por turismo o por deporte. Está bien documentado que un elevado número de estas personas padecerán el mal agudo de montaña (MAM), llamado coloquialmente mal de altura, principalmente debido a los procesos de aclimatación. Sin embargo, existen poblaciones humanas que habitan en altitudes considerables que están adaptadas a estas condiciones ambientales. Por lo tanto, la adaptación a la altura y la falta de oxígeno (y los mecanismos fisiológicos asociados) pueden estar regulados por los genes y la interacción entre ellos y con el ambiente.

Es importante destacar que la identificación de estos mecanismos también puede aportar conocimiento sobre las bases fisiopatológicas y nuevas estrategias terapéuticas para el tratamiento y la prevención, no solo del mal de altura, sino también de enfermedades humanas comunes, caracterizadas por una insuficiencia respiratoria crónica, como puede ser la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).

El proyecto SHERPA-Everest 2017, impulsado por la Fundación Bancaria "la Caixa" y que estamos desarrollando un equipo del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau, del Instituto de Investigación de Sant Pau y del Hospital Germans Trias i Pujol, plantea un diseño, una estrategia y un enfoque completamente innovadores. Nos proponemos comparar los cambios que tendrán lugar en la regulación de los 22.000 genes del genoma de montañeros y alpinistas occidentales (no adaptados a la altura) con los de porteadores de altura (sherpas, adaptados a este elemento). Para ello hemos recogido muestras de sangre de 52 sujetos (15 trekkers, 15 alpinistas de élite y 22 sherpas) en tres puntos concretos de altitud: a 0 metros en Barcelona, a 5.400 metros (campo base del Everest después del trekking de aclimatación) y una vez superados los 8.000 metros (solo de los alpinistas y los sherpas). También hemos recogido datos cardiopulmonares relacionados con los procesos fisiológicos de adaptación a la altura y la falta de oxígeno. Todo este trabajo de campo se ha realizado aprovechando la expedición al Everest 2017 del alpinista Ferran Latorre por la vertiente sur (Nepal).

Con motivo de la expedición CAT14x8.000, se llevará a cabo un estudio científico pionero en el ámbito internacional sobre la falta de oxígeno, el Sherpa-Everest 2017 Project. Imagen: Obra Social "la Caixa".

Los resultados de proyecto contribuirán significativamente al conocimiento de las bases fisiológicas y genéticas de los efectos que causa la exposición a la altura y la falta de oxígeno, la deshidratación y el esfuerzo, que afectan a millones de personas en diferentes circunstancias (deportivas, laborales, de ocio o patológicas). Concretamente, el proyecto tendrá un elevado impacto en los siguientes ámbitos:

· Deportistas ocasionales o de élite que realizan su actividad deportiva en altura.

· Población general que viaja a zonas de altitud elevada.

· Pacientes con enfermedades cardiopulmonares, como puede ser la EPOC, para los que los resultados obtenidos pueden aportar información sobre mecanismos fisiológicos para mejorar el diagnóstico, el tratamiento y la prevención de estas patologías.

· La comunidad científica, a través de la difusión de nuevos conocimientos y herramientas. Especialmente destacable es el diseño, la estrategia y el enfoque del proyecto que puede ser extrapolable a otros estudios.

Más información

Ferran Latorre completa los catorce ochomiles


Compartir

3

Categoría:

Archivo: 2017 » Julio

Post Relacionado:

NewsLetters
El-artico-se-rompe

CosmoCaixa, donde la ciencia se convierte en experiencia

con la colaboración de

Associació Catalana de Comunicació Científica