miércoles 18

Tener propósitos en la vida, factor protector de la salud cerebral

Posteado por Obra Social el 18/04/2018 en | 0 comentarios

Imagen: Shutterstock.

Post de David Bartrés-Faz, PhD. Profesor agregado del Departamento de Medicina, Facultad de Medicina y Ciencias de la Salud, Universidad de Barcelona, ​​e investigador principal del Barcelona Brain Health Initiative, proyecto liderado por el Instituto Guttmann con la colaboración de Obra Social ”la Caixa”.

Hoy sabemos que los estilos de vida saludables en relación con la nutrición, la actividad cognitiva, el sueño, el cuidado de la salud física, el entrenamiento cognitivo y la socialización son importantes para mantener la salud cerebral. Sin embargo, hay un pilar menos estudiado pero que ya sabemos que tiene relevancia en la protección de la salud del cerebro cuando hablamos de enfermedades como la depresión e incluso las demencias o los infartos cerebrales y que contribuye a la reserva cognitiva. Es lo que llamamos el plan vital o el propósito de vida.

Las personas que tienen más altos propósitos en la vida son más eficientes a la hora de regular los procesos fisiológicos asociados al estrés. Es decir, la secreción de hormonas como el cortisol, que son necesarias para dar respuesta ante eventos puntuales estresores pero que sostenidamente son perniciosos para la salud del organismo y del cerebro. La otra vía que se ha visto en estudios neuropatológicos es que las personas con altos propósitos en la vida tenían lesiones típicas de la enfermedad de Alzheimer o la demencia y, en cambio, en vida, estaban mejor cognitivamente de lo que cabría esperar por el grado de lesión cerebral. Por lo tanto, probablemente también ayuda a aumentar mecanismos de resiliencia compensatorios en el cerebro ante una enfermedad neurodegenerativa para seguir funcionando mejor. Aún no sabemos exactamente por qué, pero es un factor que promueve esta resiliencia del cerebro.

¿Qué significa tener propósitos en la vida?

Nos referimos a aquellas personas que tienen un valor, un motivo, que hace que tengan conductas dirigidas a conseguir este valor. El propósito en la vida es un componente clave del concepto más amplio de meaning in life (sentido de vida).

Las personas con un alto nivel de propósito o sentido de vida se caracterizan por saber dónde están, y tienen la percepción de que disponen de sus propios recursos de resistencia para utilizarlos de una manera adecuada en el entorno donde están. Este concepto incluye un componente cognitivo («entiendo dónde estoy y mido bien el mundo»), un componente afectivo («para mí es importante conseguir una meta») y un componente motivacional («yo me moveré y tengo los recursos para conseguirlo»). Este modo de pensar hace que estas personas tiendan a utilizar sus recursos tanto sociales y culturales como cognitivos de una manera más efectiva para gestionarse mejor y mantenerse en el estado de salud.

Imagen: Shutterstock.

Sobre la base de la percepción subjetiva de 1.081 voluntarios del proyecto Barcelona Brain Health Initiative (BBHI) que contestaron los cuestionarios sobre el plan vital, ya podemos afirmar que el sentido de vida se relaciona con una mejor salud mental percibida (menos estrés y menos síntomas depresivos) y un mejor funcionamiento cognitivo. Pero será a partir de las pruebas en persona que un grupo de 1.000 voluntarios iniciarán en los próximos meses cuando podremos tener las medidas objetivas necesarias (por ejemplo, resonancia magnética o electroencefalografía) que confirmen que el sentido de vida se relaciona con una mejor salud cerebral.

Finalmente, también es importante tener en cuenta que la percepción de sentido de vida es modificable mediante terapias dirigidas a clarificar y aumentar la importancia de los valores individuales. En este sentido, en la fase de intervención, desde el estudio BBHI se promocionará con los voluntarios la optimización de algunos hábitos relacionados con los pilares de la salud cerebral como la dieta, el ejercicio físico y el sueño, entre otros. Asimismo, nos aseguraremos de que la gente tiene unos valores y que actúa de acuerdo con estos valores, para así ver cuáles son los resultados en comparación con aquellos que no los tienen.

Sobre el proyecto BBHI

El BBHI, liderado por el Instituto Guttmann con la colaboración de Obra Social ”la Caixa”, se lleva a cabo con la dirección científica del profesor Álvaro Pascual-Leone, decano asociado de Ciencia Clínica y Traslacional de la Harvard Medical School. En el proyecto, participan ya más de 3.000 voluntarios que han proporcionado información sobre los estilos y hábitos de vida que influyen sobre la salud cerebral. Los voluntarios son personas sanas de entre 40 y 65 años y participan en este estudio de seguimiento durante un mínimo de tres años. El objetivo del estudio es conocer cómo se puede mantener la función cerebral a medida que avanza la edad. Los interesados pueden inscribirse en https://bbhi.cat/participa/?lang=es para recibir información sobre el estado de salud de su cerebro, así como un seguimiento profesional personalizado con información y consejos sobre cómo pueden mejorar la salud cerebral.

Más información

Entrevista de Els Matins de TV3 a Álvaro Pascual-Leone: https://youtu.be/urfZ6t7uM8E

Consejo Plan Vital de la web BBHI sobre propósitos de vida https://bbhi.cat/tips/tener-propositos-en-la-vida-ayuda-a-prevenir-el-desarrollo-de-declive-cognitivo-y-demencia/?lang=es

Compartir


Categoría:

Archivo: 2018 2018 » Abril

Post Relacionado:

NewsLetters
El-artico-se-rompe

CosmoCaixa, donde la ciencia se convierte en experiencia

con la colaboración de Associació Catalana de Comunicació Científica